Saltar al contenido

Aceite de semillas de calabaza contra la alopecia

Aceite-de-semillas-de-calabaza-contra-la-alopecia

Aceite de semillas de calabaza: ¿Es bueno el aceite de semillas de calabaza contra la alopecia? Aclaremos la pregunta en este articulo.

Alopecia es el término médico para la pérdida de cabello. La calvicie, o alopecia androgenética, es su forma más común. Los hombres están mucho más afectados que las mujeres.

El ciclo de crecimiento normal de un cabello consta de tres fases distintas. Dura entre dos y cinco años. La primera fase, llamada anágena, es el período de crecimiento del cabello. Esta es la fase más larga, que dura varios años.

Durante la fase catágena, que dura sólo unas tres semanas, el pelo deja de crecer. Las raíces del cabello se acercan al cuero cabelludo. La última fase es la fase telógena. Termina con la caída del cabello y el reinicio del ciclo capilar.

En el caso de la alopecia, la fase anágena se acorta significativamente. Por lo tanto, el crecimiento del cabello es más corto y el cabello se cae más a menudo. Esto resulta en áreas de calvicie en la cabeza, particularmente en las sienes y la corona.

Causas de la alopecia

El principal factor de la alopecia es la herencia. De hecho, los hombres con un miembro de la familia que sufre de calvicie tienen más probabilidades de verse afectados a su vez. Ciertos genes están implicados en la transmisión de la alopecia.

El alto estrés también puede jugar un papel en la intensidad o el inicio de la pérdida de cabello. Del mismo modo, la exposición excesiva a los rayos UV, los efectos secundarios de ciertos medicamentos o los cambios hormonales son otras causas asociadas con la alopecia.

En las mujeres, la falta de hierro causada por los períodos menstruales abundantes o los embarazos múltiples puede ser la causa de la alopecia. Este es también el caso de ciertas enfermedades que causan demasiada secreción de hormonas masculinas.

Aceite de semilla de calabaza

Aceite de semillas de calabaza

El aceite de semilla de calabaza se usaba tradicionalmente como agente antiparasitario para el tratamiento de la tenia. A lo largo de los siglos y de los descubrimientos científicos, sus usos se han desarrollado considerablemente. Este aceite vegetal se utiliza actualmente en cosméticos para el cuidado del cabello y la piel. También se recomienda por vía oral para combatir ciertos trastornos urinarios, prostáticos (también puede ver como tratarlos aquí), digestivos y cardiovasculares.

Las particularidades botánicas y organolépticas de un aceite vegetal pueden evolucionar en función de las condiciones de producción (país, sol, producción orgánica, etc.). Sin embargo, un aceite de semilla de calabaza orgánico de buena calidad generalmente tiene las propiedades organolépticas que se presentan a continuación.

Color: Marrón

Olor: Suave, recuerda a la calabaza.

Tacto: Grueso

Sabor: Suave, recuerda a la calabaza con toques de avellana.

Aceite de semillas de calabaza contra la alopecia

Ahora bien, en cuanto al aceite de semillas de calabaza contra la alopecia, se sabe que utilizarla es bastante bueno, esto debido a que los ácidos grasos que contiene el aceite de semillas de calabaza resultan positivos para tratar el problema de alopecia en los hombres.

Esto se respalda de estudios que han demostrado una acción anti DHT bastante importante a la hora de tratar la alopecia con aceite de semilla de calabaza. Así que no dude en probar este maravilloso producto en contra de la alopecia.

 Beneficios para la salud

Los usos probados por el estudio para el aceite de semilla de calabaza incluyen la reducción del colesterol, el alivio de los síntomas de la hiperplasia prostática benigna (BPH) en los hombres, la reducción de los sofocos y los dolores de cabeza relacionados con las hormonas en las mujeres y la reversión de la pérdida de cabello.

Reduce el colesterol

El aceite de la semilla de calabaza contiene fitoesteroles, que son estructuralmente similares al colesterol del cuerpo.

Los fitoesteroles compiten con el colesterol por la absorción en el sistema digestivo, lo que puede bloquear la absorción del colesterol y reducir los niveles de colesterol, según la Clínica Cleveland.

 

Caída del cabello

 

Un estudio publicado en Evidence-based Complementary and Alternative Medicine encontró que cuando los hombres tomaron 400 miligramos de aceite de semilla de calabaza por día (en forma de cápsula) durante 24 semanas, vieron un incremento en el crecimiento del cabello.

 

Los que tomaron aceite de semilla de calabaza vieron un aumento de 40 por ciento en el conteo de cabello, mientras que los hombres que tomaron un placebo vieron un aumento de 10 por ciento en el conteo de cabello.

 

 

Aunque este estudio fue financiado por una empresa privada, los autores del estudio no informaron sobre ningún conflicto de intereses.

 

Alivio de los síntomas de la menopausia

Un estudio piloto conducido en 35 mujeres menopáusicas encontró que aquellas que tomaron aceite de semilla de calabaza (en lugar de aceite de germen de trigo) experimentaron incrementos en el colesterol HDL, una disminución en la presión arterial diastólica y menos síntomas menopáusicos tales como bochornos, dolores de cabeza y dolor articular.

Salud del Tracto Urinario

Las investigaciones han vinculado el aceite de semilla de calabaza con la mejora de la salud de la próstata y el alivio de la vejiga hiperactiva.

Un estudio publicado en el Journal of Traditional and Complementary Medicine encontró que cuando los participantes del estudio consumieron aceite de semilla de calabaza como un extracto durante 12 semanas, encontraron alivio de los síntomas de la vejiga hiperactiva.

Un estudio que comparó el aceite de semilla de calabaza con el aceite de palma enana americana en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (BPH por sus siglas en inglés) mostró que ambos aceites eran efectivos individualmente para mejorar el índice de flujo urinario máximo.

Tomados conjuntamente, los aceites de semilla de calabaza y de palma enana americana redujeron los niveles séricos del antígeno prostático específico (PSA).