Saltar al contenido

Beneficios del durazno en el embarazo

Jugoso y sabroso, el durazno es el fruto del verano por excelencia. Bajo en calorías, embellece la piel y tiene muchas otras virtudes. Además de ello es una fruta muy recomendable durante el embarazo. A continuación, algunos beneficios del durazno durante el embarazo.

 

Rico en vitamina C

Además de reforzar su sistema inmunológico, la vitamina C ayuda a fijar el hierro, un nutriente que necesita especialmente para evitar la anemia durante el embarazo.

 

Rico en fibra

Se recomiendan de 25 a 30 g de fibra todos los días para combatir el estreñimiento, pero también las hemorroides, que una de cada tres mujeres padece durante el embarazo.

 

Diurético

Conocido por sus cualidades diuréticas, el durazno es ampliamente recomendado para las personas que sufren de retención de líquidos (lo cual suele ser común durante el embarazo), cálculos renales o problemas de vejiga. Sus virtudes depurativas son aún más efectivas cuando la fruta está madura. Así que no dude en agregar el durazno a su dieta durante el embarazo.

 

 

Mas beneficios en general del durazno

Una piel de durazno

No es por nada que el durazno se utiliza ampliamente en los cosméticos. Sus virtudes suavizantes y revitalizantes asociadas a sus numerosas vitaminas refuerzan eficazmente la elasticidad de la piel. Esta fruta tiene un poder regenerador que protege las células de la piel de las agresiones externas. Los carotenoides contenidos en el durazno dan a sus consumidores una hermosa tez bronceada y promueven el bronceado natural.

 

Aliado de adelgazamiento

Compuesto por casi 90% de agua, el durazno es bajo en calorías y bajo en azúcar. La fibra contenida en esta fruta promueve una sensación de saciedad, para un mínimo consumo de calorías. Jugoso y sabroso, el durazno saciará su sed en los calurosos días de verano. A la hora de la merienda o del postre, es la nota gourmet que no le hará ganar ni un gramo.

Puedes Leer:   Moringa el árbol de la vida

 

Lucha contra las enfermedades cardiovasculares

Una fuente natural de antioxidantes, se cree que el durazno inhibe la oxidación del colesterol malo. Al reducir la formación de placa en las arterias, también reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Según algunos estudios, el consumo de jugo de durazno rico en compuestos fenólicos puede incluso ayudar a reducir el daño relacionado con el estrés oxidativo.

 

Anticáncer

Rico en carotenoides incluyendo beta-criptoxantina, beta-caroteno, luteína y zeaxantina, se cree que la pesca reduce el riesgo de contraer ciertos cánceres. Además, los compuestos fenólicos contenidos en el durazno permitirían disminuir las metástasis del cáncer de mama y su desarrollo.

 

Buena higiene intestinal

El durazno es una muy buena fuente de fibra dietética. Consumida con la piel, cubre por sí sola entre el 5 y el 9% de la ingesta diaria de fibra recomendada. Por lo tanto, ayuda a combatir el estreñimiento, especialmente en los niños, y a reducir el riesgo de cáncer de colon. Una dieta alta en fibra también contribuiría a un mejor control de la diabetes tipo 2.

 

Lleno de energía

Equivalente al consumo energético de la toronja, el durazno aporta el 50% de las necesidades diarias de provitamina A. También es una buena fuente de vitamina C, cuya asimilación se refuerza gracias a los flavonoides que contiene. Cuanto más color, mayor será su contenido en vitamina C.