6 Maneras de Consumir el ajo para bajar de Peso y mejorar la Circulación de la Sangre

¿Has probado ya muchos remedios, pero aún no has conseguido perder esos kilos indeseados?

Es innegable que el ajo es uno de los productos naturales que tienen una gran importancia no menos merecida en el ser humano por sus múltiples usos y virtudes.

El ajo es uno de los alimentos que más puede servir para perder unos kilos gracias a sus propiedades saciantes y reguladoras del azúcar en sangre.

Para saber más sobre cómo consumir ajo para adelgazar, sigue leyendo.

El consumo de ajo puede ayudar a perder peso sólo en el marco de una dieta sana y equilibrada y sin olvidar la práctica de un deporte o una actividad física moderada.

como-consumir-el-ajo-para-bajar-de-peso

Ayuda a reducir los niveles de colesterol

como-consumir-el-ajo-para-bajar-de-peso

El poderoso poder limpiador y depurador del ajo no es ningún secreto, pero este rico y nutritivo condimento tiene aún más propiedades que lo hacen muy beneficioso para nuestra salud.

En primer lugar, debes saber que el ajo es un alimento que, entre otras cosas, tiene propiedades antibióticas que lo convierten en una medicina natural.

Por ejemplo, ayuda a reducir los niveles de colesterol y a proteger nuestro organismo.

Ayuda a reducir el apetito

Por otro lado, el consumo de ajo es interesante para ayudarnos a perder peso.

¿Por qué? Es sencillo.

Esta planta nos permite reducir el apetito de forma natural y al mismo tiempo proteger nuestro organismo gracias a su composición rica en calcio, potasio, magnesio, vitamina C, fibra y ácidos (cafeico y clorogénico), entre otros.

Es preferible comerlo crudo, pero…

Si ya te has decidido a utilizar el ajo para adelgazar, debes saber que lo ideal es comerlo crudo.

De hecho, esta es la mejor manera de conservar todas sus propiedades y potenciar sus efectos.

Si no te gusta el sabor, siempre puedes cocinarlo un poco o comprar comprimidos de ajo, que puedes encontrar en tiendas naturistas.

También puedes tomar una infusión de ajo, que puedes conseguir hirviendo dos dientes de ajo en agua.

¿Cuándo se debe consumir?

Para potenciar los efectos del ajo, es mejor consumirlo en ayunas o media hora antes de cada comida, aproximadamente.

Como se ha mencionado anteriormente, el ajo ayuda a proteger el sistema digestivo, lo pone en condiciones para una digestión óptima, además de hacer que te sientas lleno más rápido, lo que hace que dejes de comer de más.

Es mejor triturarlo para su consumo en crudo

Para disfrutar de todos los beneficios del ajo, se aconseja que lo tritures antes de comerlo crudo.

Por otro lado, puedes añadirlo a tus batidos de frutas o verduras para una óptima depuración del organismo.

¿Cómo evitar el mal olor del ajo?

Uno de los métodos más comunes de consumir ajo para perder peso es mezclarlo con leche.

Puedes dejar macerar un diente de ajo machacado durante todo un día en una taza de leche o tragarlo, como una píldora, con la leche.

No te preocupes, esta combinación no es perjudicial.

La leche simplemente ayuda a reducir el mal aliento y el desagradable olor del sudor.

Consejo que no debes pasar por alto

Siempre que sea posible, se recomienda que añadas ajo a tu cocina.

De hecho, siempre es beneficioso consumir productos que garanticen y promuevan el buen funcionamiento de tu organismo.

Entre sus ventajas, cabe destacar:

  • Su acción antiinflamatoria.
  • Su poder antioxidante y purificador.
  • Su contribución al fortalecimiento del sistema inmunológico, su papel como medicina natural.
  • Su poder anticoagulante.
  • Su capacidad para aliviar el dolor por fatiga, especialmente en las piernas, o las venas varicosas.
  • Su poder revitalizante y energizante, que ayuda a aumentar y promover el buen humor.

El ajo en sinergia con una dieta equilibrada

El ajo es un alimento que te ayudará a perder esos kilos de más de forma saludable.

Recuerda que este producto por sí solo no tiene ningún efecto adelgazante, pero puedes utilizarlo como complemento.

Efectivamente, si quieres perder peso, debes llevar una dieta sana y equilibrada.

como-consumir-el-ajo-para-bajar-de-peso-con-una-dieta-balanceada

 

Si aún no te convence del todo, observa que otros beneficios trae el ajo a tu salud en general.

Comer ajo para curar dolencias, incluidos los resfriados

El ajo es muy beneficioso para reforzar el sistema inmunitario del organismo.

Por lo tanto, si tiendes a sufrir resfriados y gripe con demasiada frecuencia, debes incorporar el ajo a tu dieta.

Previene la intoxicación por metales pesados

Altas dosis de ajo pueden prevenir los daños en los órganos causados por los metales pesados.

Uno de los beneficios del ajo es que sus compuestos de azufre reducen significativamente los niveles de plomo en la sangre.

Actúan como un limpiador de sus sustancias nocivas para el organismo.

Puedes Leer:   Cómo tramitar mi firma electrónica - 5 herramientas que debes conocer

Además, uno de los beneficios del ajo es que también previene los signos de toxicidad como los dolores de cabeza y la presión arterial.

El azufre también ayuda a absorber mejor el hierro y el zinc en la sangre.

Reducción del riesgo de cáncer de pulmón

Las personas que comen ajo crudo al menos dos veces por semana tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón.

El ajo puede servir como agente quimiopreventivo del cáncer de pulmón.

Defensa contra todos los cánceres

Entre los beneficios del ajo y otras verduras de la familia Allium, incluidas las cebollas, los puerros y las chalotas, podrían ser de gran ayuda en la prevención de varias formas de cáncer, como el de esófago, mama, ovarios y próstata.

Cabe señalar que, las pruebas más sólidas se observan en los cánceres del tracto digestivo.

Un diente de ajo para bajar la presión arterial

Un diente de ajo al día puede ayudar a mantener la presión arterial en el rango adecuado.

Sus compuestos activos pueden reducir significativamente la presión arterial, comparable a los efectos de los medicamentos recetados en este padecimiento.

El extracto de un diente de ajo que pesaba entre 600 y 1.500 miligramos (mg) resulta ser tan eficaz como la medicación habitual prescrita para el tratamiento de la hipertensión arterial.

Esta virtud del ajo proviene de que activa la producción del factor de relajación derivado del endotelio, debido a la gran cantidad de la molécula de polisulfuro que contiene.

Esto conduce a la relajación de los músculos lisos y a la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos).

Beneficios del ajo para la salud del corazón

Las virtudes del ajo no se limitan a ser un simple combatiente de infecciones, ya que el pequeño elemento del diente de ajo tiene muchos otros beneficios para la salud.

Gracias a los compuestos activos de esta planta, las personas que acostumbran a comer ajo con más frecuencia tienen un menor riesgo de sufrir un ataque al corazón (infarto de miocardio).

El ajo combate las alergias

El ajo es conocido por ser un poderoso alimento antiinflamatorio.

Esto puede ayudar al cuerpo a combatir las alergias.

La propiedad antiartrítica del ajo se debe al sulfuro de dialilo y a la tiacremonona.

Se ha demostrado que el ajo mejora los síntomas de la inflamación alérgica de las vías respiratorias (rinitis alérgica).

También entre los beneficios del ajo contra las alergias se encuentra el uso de su jugo, que puede utilizarse para detener inmediatamente el picor debido a las erupciones cutáneas y las picaduras de insectos.

Se utiliza exprimiendo varios dientes de ajo hasta obtener suficiente jugo, que se extiende con cuidado sobre la parte del cuerpo afectada.

El ajo previene la caries y trata las infecciones bucales

Ten en cuenta que uno de los beneficios del ajo es su efecto antibacteriano sobre las bacterias de la placa que causan caries si no se tratan.

El ajo también trata infecciones orales como la periodontitis, la candidiasis oral y los dolores de boca causados por las prótesis dentales.

El ajo puede utilizarse en combinación con antibióticos o para tratar bacterias multirresistentes.

La alicina, uno de los compuestos activos del ajo, combate las bacterias inhibiendo las enzimas que contienen azufre, necesarias para la supervivencia de las bacterias.

Ajo para prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia

Ahora se sabe con certeza que el daño oxidativo causado por los radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento, especialmente en el cerebro.

Es razonable pensar que uno de los beneficios del ajo es que protege al organismo del daño oxidativo gracias a los elementos antioxidantes que contiene.

Se ha demostrado que dosis elevadas de suplementos de ajo aumentan las enzimas antioxidantes en los seres humanos y reducen significativamente el estrés oxidativo en personas con hipertensión arterial.

Los efectos combinados en la reducción del colesterol y la presión arterial, así como las propiedades antioxidantes, pueden reducir el riesgo de enfermedades cerebrales comunes, como la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

Potente alimento antiinflamatorio

Un estudio identificó cuatro compuestos sulfúricos en el ajo que tienen una gran capacidad para reducir la inflamación.

Así pues, las personas que padecen enfermedades autoinmunes podrían verse favorecidas por la inclusión del ajo en su dieta.

Del mismo modo, si una persona padece psoriasis o cualquier otra afección cutánea relacionada con la inflamación, se aconseja que se frote durante un tiempo el aceite de ajo directamente en la zona afectada para obtener alivio.

Y en caso de que haya algún efecto secundario apreciable, sólo hay que detener esta frotación con el aceite de ajo o su jugo.

Puedes Leer:   Cómo hacer invitaciones digitales - 1 App que te encantará

El ajo es antiparasitario

Las virtudes del ajo son consideradas por varios pueblos tradicionales como los tesoros medicinales mejor conservados desde los tiempos más remotos.

Se utiliza como antibiótico para tratar infecciones bacterianas, fúngicas y parasitarias desde hace 7.000 años.

El extracto de ajo diluido ayuda a los niños con infecciones de tenia.

Además, como se ha señalado anteriormente, uno de los beneficios del ajo es su uso como enjuague bucal a base de ajo; es cierto que este líquido no se parece demasiado a otros productos mentolados que dan un aliento fresco y agradable, pero una cantidad muy pequeña de sus extractos es suficiente para eliminar las bacterias en la boca que causan las caries.

Caída del cabello en hombres y mujeres (alopecia)

Los extractos de ajo tienen claros beneficios en la lucha contra la caída del cabello en general y la alopecia en particular.

La alopecia es una enfermedad cutánea autoinmune común que provoca la caída del cabello en el cuero cabelludo, la cara y a veces en otras partes del cuerpo.

Actualmente existen varios tratamientos, pero aún no se conoce ningún otro tratamiento natural para esta enfermedad.

El uso del gel de ajo contribuye de forma importante a la eficacia terapéutica del corticoide tópico en el tratamiento de la alopecia.

Reducir el colesterol LDL

La administración de suplementos de extracto de ajo envejecido puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL en un 10% en hombres con colesterol alto.

Los compuestos hidrosolubles del ajo inhiben la síntesis del colesterol en un 20-60%.

En este caso, los beneficios del ajo son inestimables para muchas personas de todo el mundo.

Mantén alejados a los mosquitos con el ajo

Nadie sabe por qué a los mosquitos no les gusta el ajo.

Hay un estudio realizado en la India que descubrió que las personas que se frotaban los brazos y las piernas con una mezcla de ajo no sufrían las molestias de los bichos nocturnos.

También puedes preparar tu propia solución de aceite de ajo, vaselina y cera de abejas para hacer un repelente natural o simplemente colocar dientes de ajo cerca de tu cama para mantener alejados a estos indeseados huéspedes.

El ajo mejora el rendimiento deportivo

En la antigua Grecia, uno de los beneficios más comunes del ajo era su capacidad para mejorar el rendimiento de los atletas olímpicos.

Es fácil imaginarse a los atletas escondiendo un diente de ajo bajo la lona.

También cabe destacar que, en la época medieval, a los trabajadores se les daba a comer dientes de ajo para combatir la fatiga.

Ajo y gripe intestinal

Entre los beneficios del ajo está que ayuda al buen funcionamiento del hígado y la vejiga y es eficaz para combatir problemas estomacales como la diarrea y la gripe estomacal.

Estimula la digestión y el apetito.

También ayuda a controlar el estrés, lo que evita la formación de ácidos estomacales que suele producirse cuando una persona se molesta.

El ajo mejora el estado de ánimo

Según la naturopatía, uno de los usos tradicionales del ajo es mejorar el estado de ánimo de las personas que lo consumen.

Esta poderosa hierba mejora la producción de serotonina, un neurotransmisor importante para la sensación de felicidad.

Si una persona padece una enfermedad mental como la depresión, el uso del ajo, además de la psicoterapia y cualquier medicación psiquiátrica prescrita, puede ayudar a acelerar la recuperación.

El ajo es afrodisíaco

Encontramos el ajo como uno de los ingredientes que han demostrado mejorar el rendimiento sexual.

Te aconsejamos que, en caso de que optes por este beneficio del ajo, te asegures de que tu pareja también lo coma.

Es posible que el secreto de los beneficios del ajo para la mejora sexual sea que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, lo que podría mejorar la función sexual.

Así que no dudes en preparar una buena comida italiana con ajo y comprueba por ti mismo si realmente funciona.