Saltar al contenido

Como hacer queso casero – 4 recetas deliciosas y fáciles

mayo 15, 2020

Si deseas saber cómo hacer queso casero, debes saber que es más sencillo de lo que crees y, además, hacer tu propio queso es muy económico ¿Qué mejor que preparar buenos platos de queso con el queso que tú mismo has preparado?

Comté, Roquefort, Camembert, queso de cabra, existen muchísimos quesos, si bien se pueden comer de mil maneras, son más apreciados en preparaciones sencillas o solos.

Desde el aperitivo hasta el postre, tiene su lugar en cada momento de la cena.

¿cómo hacer queso casero? A continuación, se muestran algunos consejos y trucos para que hagas tu propio queso casero.

 

¿Cómo hacer queso casero?

Es muy fácil hacer tu propio queso, como el queso ricotta, siempre que tengas los ingredientes adecuados.

Es posible hacer queso con leche entera o semidesnatada pasteurizada o esterilizada, pero el ajuste será más delicado y la pérdida de volumen más importante.

Por lo tanto, lo mejor es utilizar leche fresca y entera, que se puede encontrar directamente de un agricultor o en una tienda ecológica.

La leche entera garantiza la suavidad y un ajuste más fácil.

También necesitarás cuajo, que es la enzima que se extrae de los estómagos de los animales jóvenes.

Si quieres hacer requesón con leche de vaca, necesitarás cuajo de ternera.

Enfriar la leche a temperatura ambiente durante al menos 3 horas.

Vierte la leche y una cantidad suficiente de cuajo (disponible en farmacias y tiendas de productos orgánicos) en un recipiente hermético.

Dejar a temperatura ambiente durante 1 o 2 días, dependiendo de la temperatura ambiente.

Cuando la leche se haya espesado y esté cubierta de suero, escúrrela en gasa, teniendo cuidado de quitar el suero, luego viértela en frascos individuales o en una lata y colócala en la nevera para que se enfríe.

Consumir en tres días.

Si deseas poder conservar tu queso por más tiempo, añade un suero a la preparación inicial: contiene bacterias beneficiosas que limitan el desarrollo de microorganismos nocivos.

como-hacer-queso-casero
Cómo hacer queso casero

 

¿Puedes hacer queso sin cuajo?

Es posible hacer queso sin cuajo si no lo tienes a la mano.

Puedes reemplazarlo por jugo de limón o vinagre blanco, pero tu queso será entonces más ácido que el preparado con cuajo.

Sólo hay que seguir las mismas instrucciones anteriores, sustituyendo el cuajo por jugo de limón o vinagre blanco y respetando las proporciones de 1 litro de leche por 3 cucharadas de jugo de limón o vinagre blanco.

 

¿Cómo hacer queso casero de cabra?

Es perfectamente posible hacer queso de cabra casero, siempre y cuando se adapte el cuajo que se utiliza.

De hecho, para el queso de cabra, es absolutamente necesario el cuajo de la cabra.

Del mismo modo, si quieres hacer tu propio queso de leche de oveja, necesitarás cuajo de cordero.

Si intentas hacer queso de cabra con cuajo de ternera, la leche no cuajará.

Si no encuentras cuajo, puedes reemplazar el cuajo de cabra por vinagre blanco.

Calentar un litro de leche de cabra entera en una cacerola hasta que se alcancen los 82 °C.

Añade 3 cucharadas de vinagre blanco, revuelve, luego cambia a fuego lento y deja que se caliente hasta los 90 °C sin revolver la mezcla.

Apaga la calefacción, cúbrela con una tapa y déjala reposar durante 12 horas.

Después de 12 horas, vierte la mezcla espesa en un paño de gasa colocado en un colador en una ensaladera y déjalo en la nevera durante 12 horas para eliminar el suero.

Al pasar este tiempo, exprime la mezcla para terminar de sacar el suero, ponlo en una pecera y déjalo enfriar durante otras 12 horas en el refrigerador antes de servirlo.

 

¿Cómo hacer queso seco o madurado?

Para hacer queso seco o maduro, simplemente pon el requesón que has preparado en una coladera y déjalo escurrir durante 24 horas.

Al final del día, dale la vuelta al queso, añade sal (unos 2 gramos de sal por litro de leche) y deja reposar otras 24 horas, al final de las cuales podrás desmoldar tu queso.

Para secarlo por completo, hay que dejarlo reposar en una habitación bien ventilada a unos 15°C durante 2 días ¡o más tiempo, si se quieren quesos más maduros!