Saltar al contenido

Cómo limpiar windows 10 en 23 sencillos pasos

¿Cómo limpiar Windows 10? A medida que usas tu computadora, navegas por Internet, instalas y desinstales programas, juegos, etc., a medida que lo usas, tu sistema se vuelve más pesado y menos poderoso.

Entonces se hace necesario limpiar el PC para optimizarlo al máximo.

 

Cómo limpiar Windows 10

Para una limpieza efectiva, necesitas enfocarte en tres cosas:

  • Archivos temporales, cookies, etc.
  • Desinstalar el software que nunca usas
  • Registros de Windows

 

Toda esta limpieza debe hacerse a mano.

Tienes razón al creer que todo esto es muy largo y complicado de lograr debido a la dispersión de todos los datos a limpiar.

 

Afortunadamente, existe una solución más sencilla, CCleaner.

CCleaner es muy fácil de usar y hará un trabajo igual de bueno y aún más para limpiar tu ordenador.

 

Cómo limpiar Windows 10 con CCleaner

como-limpiar-windows-10-ccleaner

 

Paso 1:

Ve a la página oficial de CCleaner para descargarlo.

Instálalo.

 

Paso 2:

Por defecto, CCleaner está instalado en inglés.

Este es el procedimiento para traducirlo al español.

 

Paso 3:

Haz clic en Options.

 

Paso 4:

Haz clic en Settings.

 

Paso 5:

Y haz clic en la lista desplegable “English” para seleccionar el español.

El software está ahora en español.

 

Paso 6:

Haz clic en el botón Limpiador.

 

Paso 7:

Haz clic en el botón Limpiar.

 

Paso 8:

Confirma la operación pulsando el botón OK.

La limpieza comenzará en automático.

 

A continuación, se debe limpiar el registro que es el corazón de Windows 10.

Contiene toda la configuración del sistema.

Cuando usas tu ordenador, con el tiempo, muchas claves erróneas e inválidas lo hacen innecesariamente pesado y lento.

Puedes Leer:   Comparación de los 10 principales teléfonos móviles NO Prepago de1 2020

CCleaner te permitirá corregir los errores del Registro y deshacerse de los datos obsoletos.

 

Paso 9:

En CCleaner, haz clic en el botón de Registro.

 

Paso 10:

Haz clic en el botón Buscar errores.

 

Paso 11:

Se muestran los errores detectados por el programa.

Haz clic en el botón Corregir los errores seleccionados.

 

Paso 12:

Haz clic en No para guardar el registro.

 

Paso 13:

Da clic en Corregir todos los errores seleccionados.

 

Paso 14:

El Registro de Windows se limpiará.

Haz clic en el botón Cerrar.

 

Ahora quita el software que ya no usas.

 

Paso 15:

Da clic en el botón Herramientas.

 

Paso 16:

Luego da clic en la herramienta Programa de desinstalación.

Se muestra la lista de aplicaciones instaladas.

Es exactamente igual a la lista del módulo de Programas y Características del Panel de Control.

 

Paso 17:

Luego haz clic en el software que deseas desinstalar y posteriormente da clic en el botón Desinstalar.

 

Ahora toca limpiar la lista de software que se ejecuta al inicio.

De hecho, CCleaner permite limpiar el software lanzado al inicio de Windows deshabilitando los programas innecesarios.

De este modo, podrás acelerar el inicio de Windows.

 

Paso 18:

Aún en el menú Herramientas del CCleaner, haz clic en el botón Inicio.

 

Paso 19:

Se muestra la lista de programas que se ejecutan al inicio.

Haz clic en un programa y luego en Desactivar para dejar de ejecutarlo al inicio.

Siempre puedes reactivar el lanzamiento al inicio de este programa haciendo clic en Activar.

Puedes Leer:   Cuál es el mejor teléfono Android - 5 grandes contendientes

 

Procedamos ahora a limpiar los puntos de restauración. Cuando haces cambios en tu sistema (instalación de un controlador, software, etc.), Windows crea un punto de restauración que te permitirá volver atrás en caso de que surja algún problema.

El CCleaner permite eliminar los puntos de restauración antiguos que son innecesarios y que ocupan espacio en el disco del ordenador.

Esta es una buena idea si no tienes problemas con tu computadora.

 

Paso 20:

En el menú Herramientas del CCleaner, haga clic en el botón Restaurar sistema.

 

Paso 21:

Se muestra una lista de puntos de restauración de Windows.

 

Paso 22:

Haz clic en un punto de restauración antiguo (no se puede seleccionar el punto de restauración más reciente) y luego haz clic en Eliminar.

 

Paso 23:

Haz clic en OK.

Repita la operación para los puntos de restauración más antiguos.

 

¡Listo! Ahora tu sistema está limpio y por consecuente será más fluido, es decir, irá menos lento.