Saltar al contenido

6 Ejercicios para vientre plano

febrero 10, 2020

6 ejercicios para vientre plano que son efectivos y fáciles de realizar.

El abdomen es una zona propensa a la acumulación de grasa antiestética. Pero con una buena dieta y un buen ejercicio, todo mejora.

Algunos dicen que es más fácil reducir la grasa en el abdomen que en cualquier otra parte del cuerpo… ¡Pero tampoco podemos pretender que desaparezca por arte de magia!

Para ello debemos recurrir a una serie de ejercicios que, combinados con una buena dieta, aseguren el vientre plano con el que siempre hemos soñado.

 

Ejercicios para vientre plano

Tanto si vas al gimnasio como si haces ejercicio en casa, presta atención a los siguientes ejercicios para reducir la grasa abdominal. La rutina debe hacerse tres veces por semana (con un día libre entre cada sesión). Además de perder peso, podrá dibujar sus músculos abdominales. ¡Y no necesitas ser un experto para hacerlas!

 

Crunch

Estos son los «abdominales clásicos» que todos conocemos. Acuéstese de espaldas en una estera, doble las rodillas, presione las plantas de los pies contra el suelo y ponga las manos detrás del cuello (con los codos extendidos).

Levanta lentamente el torso hasta que los omóplatos se salgan de la alfombra. El esfuerzo debe hacerse desde el estómago, nunca desde la espalda (si le duele o interfiere con su columna vertebral, el ejercicio no está bien hecho). Bajar y luego volver a la posición inicial. Realiza 20 repeticiones.

 

Burpees

Es un ejercicio que no sólo reducirá la grasa abdominal, sino que también trabajará su cardio y fortalecerá sus piernas y brazos. ¡Es un ejercicio muy completo! Y pieza clave de los ejercicios para vientre plano. Empieza a levantarte, inclínate hacia adelante y pon las manos en el suelo (con las rodillas dobladas).

Entonces estira las piernas y haz una bomba. Luego vuelve a poner las rodillas en su sitio y regresa a la posición inicial saltando con las piernas extendidas. Repita durante un minuto sin pausa.

 

Junta

También conocido como «tablón» es uno de los ejercicios más efectivos para trabajar los abdominales. Es un poco más difícil que los «tradicionales» pero los resultados están garantizados. Sólo tienes que pararte boca abajo en la estera, con las piernas estiradas.

Luego presiona los antebrazos en el suelo y levanta el cuerpo, dejando sólo las puntas de los pies en contacto con el suelo. La idea es que las piernas y la espalda forman una línea paralela al suelo. Mantén la posición durante 30 segundos al principio y luego cuando tengas algo de entrenamiento, después de dos semanas, puedes aumentar a un minuto.

 

Abdominales de estilo cruzado

Es una variación del crujido pero mucho más intensa, de los mejores ejercicios para vientre plano. Se usan para reducir la grasa abdominal mientras se aumenta la funcionalidad del cuerpo. Acuéstese de espaldas con las piernas estiradas. Luego dobla las rodillas y presiona las plantas de los pies contra el suelo.

Estira bien los brazos detrás de la cabeza. Concentrando su fuerza en sus abdominales y usando el impulso de sus brazos, levante su torso hasta que su pecho toque sus rodillas. Entonces vuelva a la posición original. Haz 15 repeticiones.

 

Abdominal: ciclismo

Otro excelente integrante de los ejercicios para vientre plano con un doble propósito: quemar la grasa abdominal y fortalecer las piernas y los brazos. Además, es perfecto para la coordinación! Acuéstese de espaldas en una alfombra y lleve las rodillas al pecho, las manos detrás del cuello.

Extiende la pierna derecha y gira el pecho para que el codo derecho toque la rodilla izquierda. A continuación, realice el ejercicio en la dirección opuesta (pierna izquierda estirada). La idea es que cuando una pierna está recta, la otra está doblada. Haz 20 repeticiones en cada lado.

 

Tijeras verticales

Por último, uno de los ejercicios para vientre plano que trabaja la parte inferior del abdomen – perfecto para eliminar la grasa acumulada – y que, aunque suena fácil en teoría, requiere cierto esfuerzo en la práctica.

Empieza a acostarte de espaldas en una alfombra con las piernas estiradas y los brazos a lo largo del cuerpo. Levante la pierna derecha hasta que esté perpendicular al suelo. Luego bájalo lentamente y antes de que toque el suelo levanta la pierna izquierda.

El objetivo es cruzar las piernas cerca del suelo y no presionar los talones, sino dejarlos siempre suspendidos en el aire. Para complicar un poco más las cosas, pon las manos detrás del cuello y levanta los omóplatos de la alfombra. Haga 20 elevaciones con cada pierna.