Este truco Casero Blanquea la Ropa Fácilmente y es totalmente Natural

Aunque el blanco se asocia generalmente con la transparencia, la pureza y la sencillez, no siempre es fácil mantener el lino blanco, es decir, mantener su frescura y blancura a largo plazo.

Esta dificultad reside sin duda en encontrar el método ideal para lograrlo.

Algunos optan por detergentes improvisados ricos en sustancias químicas que ponen en peligro su salud, mientras que otros se dedican al lavado agresivo que daña la calidad de la ropa.

 Entonces, ¿qué podemos hacer?

Es posible mantener su prenda blanca siempre brillante, sin que se vuelva amarilla con el tiempo, gracias a los métodos más seguros que eliminan las manchas de manera más efectiva que muchos de los productos que se venden a precio de oro y que a menudo son perjudiciales.

En este artículo, compartiremos con usted algunos consejos simples y naturales para mantener su ropa blanca y evitar que se vuelva amarilla después de lavarla.

3 Métodos para dejar la Ropa con un Blanco Brillante

A continuación, te presento 3 formas de hacer que tus prendas luzcan blancas sin dañar tu salud.

Uso de vinagre y jugo de limón:

Este truco de la abuela se basa en el uso de dos ingredientes muy interesantes: el vinagre y el limón (jugo).

El vinagre es conocido principalmente por su encanto culinario, su impecable condimentación en las comidas y su papel como conservante de alimentos para frutas y verduras.

Sin embargo, este ingrediente también tiene propiedades blanqueadoras y suavizantes que no sólo restauran el color brillante de su ropa, sino que también eliminan los residuos de cal de las telas.

Leer Mas
Conoce tu peso ideal de acuerdo a tu morfología, edad y estatura

En cuanto al limón, es un cítrico con muchas tapas: útil tanto para preparar comidas sanas y equilibradas, como para adelgazar y muchos otros fines, tiene una acción blanqueadora que permite mantener la ropa fresca evitando su decoloración.

Además, ocupa un lugar destacado en la composición química de varios detergentes industriales.

El método es muy simple: todo lo que tiene que hacer es añadir unas gotas de vinagre y zumo de limón a su detergente habitual, luego limpie su ropa para eliminar gradualmente el tinte amarillo y las manchas.

Uso de leche fría:

Además de su valor nutricional, la leche también es un excelente remedio para las manchas persistentes que entran en la ropa y afectan a su blancura.

Frío, ¡sería aún más efectivo!

Para empezar, mezcla dos tazas de leche con una taza de agua en un tazón.

Remoja tu ropa en ella y agrega unos cubitos de hielo para reducir la temperatura de tu contenedor.

Deja reposar por una hora, enjuaga y seque al aire.

El uso de bicarbonato de sodio:

Probablemente hayas oído hablar de este polvo multiusos.

Es un verdadero regalo de la naturaleza que neutraliza las manchas de grasa, blanquea su ropa pero también garantiza una agradable fragancia para su ropa eliminando los malos olores.

Aquí está cómo hacerlo:

  • Ø Pon bicarbonato de sodio (una taza) en 4 litros de agua.

 

  • Ø Remoja el paño blanco en la mezcla durante una hora.

 

  • Ø Después de la fecha límite, lava tu prenda normalmente.

Ahora ya sabes lo que necesitas para recuperar la blancura y la frescura de tu ropa.

Sin embargo, aquí hay algunos errores que tu ya no debes cometer al lavar su ropa.

Leer Mas
10 Jugos Naturales para Tomar en Ayunas que te dan Mucha Energia

Errores para dejar de hacer:

Algunos errores durante el proceso de lavado son la causa del deterioro de nuestra ropa favorita.

Mezclar los paños de diferentes colores:

Mantener un paño blanco brillante no es fácil porque sólo se necesita un poco de sudor para manchar un paño blanco en las axilas o en los cuellos.

Por lo tanto, los colores de otras prendas pueden desteñirse fácilmente y provocar una molesta decoloración.

Por lo tanto, se recomienda lavar los paños blancos por separado.

Dejar tu ropa en la máquina demasiado tiempo después del final del ciclo:

La ropa blanca que permanece en la máquina durante demasiado tiempo después del final del ciclo, eventualmente cambiará el color del agua en la que está almacenada.

Por eso hay que estar atento a este nivel para no malgastar todo el trabajo que se ha hecho de antemano.

Usar demasiado detergente:

Usar demasiado detergente puede dañar la textura de su ropa y el olor de su ropa.

Por lo tanto, debe elegir una marca que le permita medir cada dosis utilizada y cumplir estrictamente con las recomendaciones para el uso de detergentes con el riesgo de destruir su ropa.

Usar un poco de detergente:

Para garantizar que su ropa blanca sea impecable después del lavado, se identifica una cantidad de detergente que debe ser respetada.

En caso de incumplimiento, su ropa estará mal lavada, empeorando el resultado en lugar de mejorarla.

Tener una lavadora sucia:

Si tu lavadora está sucia, es normal que su ropa salga manchada después de lavarla.

Además, algunos olores a moho en la ropa pueden provenir directamente de la máquina.

Por eso es importante asegurarse de que este último se lave y limpie constantemente.

También Puedes Leer Estos Artículos:

Deja un comentario