Saltar al contenido

Jugoterapia para hígado graso – 5 jugos

Jugoterapia para hígado graso, los 5 jugos mas ricos, consumirlos hará que su hígado se lo agradezca.

Es importante tener en cuenta que las enfermedades hepáticas como el hígado graso son una de las enfermedades más comunes en la población. Un simple gesto como el de aumentar nuestro consumo de frutas y verduras frescas es, por lo tanto, una maravillosa manera de mejorar nuestra salud. ASí que no deude ne probar esta jugoterapia para hígado graso.

 

Jugoterapia para hígado graso

Batido de apio, limón y papaya

Si hay algo que le encantará a nuestro hígado y páncreas es el alto contenido de antioxidantes de este batido. Excelente integrante de la jugoterapia para hígado graso.

Si además incluimos alimentos diuréticos y antiinflamatorios como el apio y la papaya, optimizamos la depuración de los desechos que enferman estos órganos.

Ingredientes

El jugo de un limón

1 tallo de apio

1 taza de papaya (140 g)

un vaso de agua (200 ml)

Preparación

Lo primero que hay que hacer es exprimir el limón.

Lava bien el apio y córtalo en trozos pequeños para que sea más fácil de mezclar.

Entonces haz lo mismo con la papaya. Sólo necesitas una taza.

En la licuadora, añade el vaso de agua, el jugo de limón, el apio y la papaya para hacer una bebida suave.

Bebe todas las mañanas.

Descubre cómo aprovechar al máximo las propiedades del limón

 

Batido con alcachofa, limón y aloe vera

Este batido parte de la Jugoterapia para hígado graso que incluye alcachofa y aloe vera debe beberse durante todo el día. Nos ayudará a optimizar las funciones del hígado y a cuidar de nuestro páncreas.

Puedes Leer:   3 Jugos naturales para la piel

Ingredientes

2 alcachofas

Jugo de un limón

2 cucharadas de aloe vera (30 g)

2 cucharadas de miel (50 g)

1 litro de agua

Preparación

Primero cocine las dos alcachofas en una cacerola con el litro de agua.

Entonces, una vez que estén tiernos, quítalos y guarda el agua de cocción.

Aprovecha el agua caliente para diluir las dos cucharadas de la pulpa interior del aloe vera en el agua.

Vierte este litro de agua en una botella o jarra y endúlzalo con miel. Finalmente, sólo tienes que añadir el jugo de limón.

Bebe una primera taza con el estómago vacío y las siguientes 20 minutos antes de las comidas. Verás lo bien que te hace.

 

Batido con zanahorias y naranjas

Este batido para hígado y páncreas es tan delicioso como saludable gran parte de la jugoterapia para hígado graso. Es una bebida de naranja llena de nutrientes, vitaminas y minerales que limpia el cuerpo y por lo tanto fortalece estos importantes órganos.

Batidos de zanahoria, de comida y de hígado de naranja

Ingredientes

1/2 mango

El jugo de una naranja

2 zanahorias

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Corta un mango por la mitad, quita la piel de una mitad y córtalo en tres trozos para que se mezcle más fácilmente.

Entonces haz lo mismo con las dos zanahorias, lávalas y córtalas.

Finalmente, exprime la naranja y añade el jugo a la licuadora con las zanahorias y el mango.

No te olvides de añadir el vaso de agua para una bebida más ligera y fácil.

 

Batido con coles de Bruselas, apio y zanahoria

Este batido hecho de coles de Bruselas y apio debe beberse al final del día, sorbo a sorbo y notará porque es uno de los integrantes de la Jugoterapia para hígado graso mas efectivo.

Puedes Leer:   ¿Para qué sirve el jugo de naranja y rábano?

Gracias a las virtudes de las coles de Bruselas, fortalecemos el hígado y el páncreas. Si además añadimos el poder diurético del apio y las vitaminas de las zanahorias, obtenemos una bebida muy potente.

Ingredientes

4 coles de Bruselas

2 zanahorias

1 tallo de apio

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Limpia a fondo todas las verduras: coles de Bruselas, apio y zanahorias,

Entonces córtalos en pequeños trozos y ponlos en la licuadora.

Una vez que haya obtenido este jugo, mézclelo con un vaso de agua. Te encantará.

 

Batido de zanahoria y remolacha

Uno de los integrantes de la jugoterapia para hígado graso mas rico.

Ingredientes

2 zanahorias

1 remolacha pequeña

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Empieza por limpiar a fondo todos los ingredientes. Recuerde que siempre se recomienda comer frutas y verduras orgánicas. De esta manera evitarás que el hígado se enferme más y sacarás el máximo provecho de sus vitaminas.

Una vez lavadas y cortadas en pequeños trozos, pongan las zanahorias y la remolacha en la licuadora.

Entonces, cuando haya obtenido el jugo de estos dos vegetales con tales virtudes terapéuticas, simplemente mézclelos en un vaso de agua y bébalo.

Lo disfrutará a cualquier hora del día, ya sea para el desayuno o la cena.