Saltar al contenido

7 Propiedades del zumo de remolacha

Propiedades del zumo de remolacha, son tantas que con esto se animará a volverlo parte de su dieta.

La remolacha tiene un excelente perfil nutricional que ayuda a reducir la presión sanguínea, reducir la inflamación y mejorar el rendimiento deportivo en particular. Su jugo le permite beneficiarse de los nutrientes que serían destruidos por la cocción.

Sin embargo, es necesario advertir a las personas que sufren de presión arterial baja y a las que corren el riesgo de padecer cálculos renales. Consulte a un profesional de la salud antes de consumir este alimento. Si no, no dude en añadir jugo de limón, jengibre, menta o miel para mejorar el sabor y disfrutar de todos sus beneficios.

 

Propiedades del zumo de remolacha

Nutrientes

Beber jugo de remolacha regularmente puede ayudar a prevenir algunas deficiencias. Según Medical News Today, las propiedades del zumo de remolacha orgánica (un vaso), contiene 29 calorías, sin grasa, así como 0,42 g de proteínas, 7,50 g de carbohidratos, 5,42 g de azúcar y 0,40 g de fibra.

La remolacha es una fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales. Contienen vitaminas A, B6, B9 y C, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, cobre, zinc, betalainas y nitratos.

 

Presión sanguínea

Un creciente número de investigaciones sugiere que en las propiedades del zumo de remolacha se encuentra que puede ayudar a bajar la presión arterial de una persona, gracias a los nitratos que contiene. Este compuesto dilata los vasos sanguíneos, lo que mejora la circulación y reduce la presión arterial general. Sin embargo, es posible que las personas que ya están tomando medicamentos para reducir la presión arterial no noten los mismos beneficios.

 

Inflamación

El jugo de remolacha contiene compuestos antiinflamatorios llamados betalainas. Según un estudio realizado en 2015, las betalalinas inhiben vías de señalización específicas que desempeñan un papel en las enfermedades inflamatorias. En algunos casos, este compuesto puede ayudar a reducir la actividad de una enzima inflamatoria hasta en un 32 por ciento. Una de las mas sorprendentes propiedades del zumo de remolacha.

 

Anemia

La remolacha es rica en hierro, un componente esencial de los glóbulos rojos. Sin hierro, la sangre de una persona anémica no puede transportar oxígeno a través del cuerpo. Por lo tanto, el consumo regular de jugo de remolacha ayuda a prevenir la anemia.

 

El hígado

El jugo de remolacha contiene antioxidantes, vitamina A, vitamina B6 y hierro. Estos compuestos ayudan a proteger el hígado de la inflamación y el estrés oxidativo, a la vez que mejoran su capacidad para eliminar las toxinas del cuerpo.

 

Rendimiento deportivo

Ciertos compuestos del jugo de remolacha, como los nitratos y las betalacinas, pueden mejorar el rendimiento deportivo. Según un estudio realizado en 2017, los nitratos pueden mejorar la eficiencia deportiva de una persona al aumentar el flujo sanguíneo y el oxígeno a los músculos.

 

Protección contra el cáncer

Muchos científicos y médicos se han interesado en las virtudes «anticancerígenas» de la remolacha.

Uno de ellos es el médico húngaro Alexander Ferenczi, que en los años cincuenta trató a sus pacientes de cáncer con jugo de remolacha (un litro al día) y, según se informa, obtuvo excelentes resultados.

Usamos el tiempo condicional porque no pudimos encontrar un documento oficial que relacione la experiencia del Dr. Ferenczi. Si encuentra un documento interesante sobre este tema, piense en nosotros en los comentarios!

Más recientemente, un grupo de científicos polacos también estudió los beneficios del jugo de remolacha fermentado en la actividad cancerígena de algunos pacientes.

Esta actividad cancerígena disminuiría con la ingesta de jugo de remolacha fermentado.

Propiedades anticancerígenas del jugo de remolacha

La virtud anticancerosa del jugo de remolacha proviene de la betacianina, un pigmento que, además de dar un hermoso color púrpura a la remolacha, ayuda a eliminar toxinas peligrosas del cuerpo y reduce los tumores y las lesiones precancerosas.