Saltar al contenido

¿Qué vitaminas tiene la espinaca?

La espinaca es un vegetal de hoja de la misma familia que la remolacha. Aunque es conocido por su alto contenido en hierro, también tiene altos niveles de provitaminas A, vitamina B9, vitamina K, vitamina C y compuestos antioxidantes, que tienen efectos protectores sobre la salud.

Con 23 calorías por cada 100 gramos, las espinacas son una de las verduras con menos calorías.

 

Aunque la mayor parte de su energía es proporcionada por los carbohidratos, proporciona una cantidad relativamente grande de proteína para una verdura fresca. Los lípidos, por otro lado, sólo están presentes en cantidades mínimas.

 

Muy ricas en provitaminas A, vitamina B9 y vitamina K, las espinacas también proporcionan buenas cantidades de vitaminas C, B6 y un poco de vitamina E.

 

Es una buena fuente de minerales y oligoelementos: contiene mucho hierro, magnesio, calcio, potasio, cobre, zinc, yodo, selenio.

 

Sus hojas están bien dotadas de compuestos antioxidantes: ofrecen altas concentraciones de luteína y zeaxantina, dos carotenoides que no son factores de vitamina A, así como ácido ferúlico.

Sus fibras son abundantes y consisten principalmente en celulosas y hemicelulosas.

 

Ahora bien, a continuación, algunas razones para comer espinacas.

 

Espinacas anticancerígenas

Primera razón excelente para comer espinacas: es un alimento que puede ayudarnos a prevenir la aparición de ciertos cánceres. En efecto, las espinacas contienen antioxidantes (en particular luteína, zeaxantina, clorofila), oligoelementos, antiinflamatorios y sulforafano, un agente anticancerígeno que protege el hígado, los pulmones, los senos, el colon y los ovarios.

 

Espinacas para un cabello hermoso

Coma espinacas regularmente para tener una piel radiante y un cabello brillante, rara vez pensamos en ello. La espinaca contiene vitamina A, un nutriente vital que participa en la producción de sebo y en la renovación de las células, especialmente de las células del cabello y de la piel.

 

Espinacas para huesos fuertes

Para ayudarnos a mantener una buena densidad ósea (y así reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas), no dude en poner espinacas en nuestros menús. Ricas en vitamina K, magnesio, calcio y potasio, las espinacas son las aliadas de los huesos fuertes y saludables. No hay nada como las espinacas crudas o cocidas para fortalecer el tejido óseo.

 

Espinacas, buenas para los ojos

La razón por la que las espinacas nos ayudan a vigilar el lince es porque contienen zeaxantina y luteína; pigmentos vegetales que forman parte de la familia de los carotenoides, que tal vez no nos hablen mucho, pero que ayudan a combatir la degeneración macular relacionada con la edad y las cataratas. Para aprovechar al máximo estas virtudes, se aconseja más bien consumir hojas maduras y no brotes jóvenes.

 

Las espinacas son un excelente supresor del apetito.

La espinaca es una verdura con mucha fibra. La fibra, como todos sabemos, tiene la particularidad de «llenarnos» cuando la comemos, y así reducir la sensación de hambre a largo plazo. Un estudio americano reciente ha demostrado que después de comer sólo 5 gramos de espinacas, una persona ya no tiene ganas de comer durante más de dos horas.

 

Espinaca, para mejorar su figura

La espinaca es una hortaliza de hoja especialmente rica en agua y muy baja en calorías (unas 20 kcal/100g). Perfecto cuando se quiere mantener en forma y asegurarse de tener una dieta más equilibrada. Y como son bajos en carbohidratos, son tan recomendables para las personas que quieren perder peso como para las personas que sufren de diabetes.

 

Espinaca para el asma

Varios estudios muestran que el consumo de alimentos ricos en betacaroteno (como las espinacas, por ejemplo) puede reducir el riesgo de desarrollar asma. Además, otro estudio del 2006 mostró que comer verduras de hoja verde (de las cuales la espinaca es obviamente una) podría reducir el riesgo de asma en los adultos.

 

Espinacas, para combatir la anemia

Aunque las espinacas son todavía menos ricas en hierro que el hígado de ternera o la morcilla, la cantidad de hierro que contienen es bastante interesante. Por eso se recomienda a las personas propensas a la anemia (falta de glóbulos rojos) y a la deficiencia de hierro que coman espinacas con regularidad.

 

Espinacas, aliadas del corazón

La espinaca es un vegetal rico en vitamina K y potasio. El potasio es un mineral que se ha asociado con un riesgo reducido de ataque cardíaco, presión arterial baja y riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares. Sin olvidar que la vitamina K es un aliado precioso para evitar que la sangre se coagule en las arterias.