La remolacha es buena para la diabetes – 8 beneficios que te sorprenderán

la-remolacha-es-buena-para-la-diabetes

La remolacha es buena para la diabetes, uno de los vegetales más coloridos y atractivos. Con las variedades de rojo, amarillo, naranja y púrpura, es una forma divertida de añadir color, sabor y equilibrio a las comidas.

Sin embargo, la remolacha es rica en azúcar. Son una de las principales fuentes naturales de sacarosa, lo que no es muy alentador para las personas con diabetes.

Muchas personas se preguntan si, aunque se trata de un carbohidrato complejo, la remolacha es buena para la diabetes.

Antes de llegar a una conclusión sobre si la remolacha es una buena opción, lo primero que hay que considerar es su perfil nutricional.

 

Propiedades nutricionales de la remolacha

Para empezar, la remolacha es un vegetal moderadamente calórico. Una ración de 100 gramos de remolacha cocida contiene unas 44 calorías. Es una excelente fuente de fibra, folato, vitamina C, cobre, potasio y manganeso, entre otros nutrientes esenciales.

 

¿Qué es el índice glucémico de la remolacha?

Otros valores muy importantes a tener en cuenta son el índice glucémico y la carga glicémica.

 

Debido a su contenido natural de azúcar, la remolacha tiene un índice glucémico medio (61 a 64); esto significa que su consumo podría elevar los niveles de azúcar en la sangre con relativa rapidez.

Sin embargo, el contenido de fibra dietética desempeña un papel muy importante en la absorción de sus carbohidratos, lo que significa que 100 gramos de remolacha cocida tienen un bajo valor de carga glucémica.

 

La remolacha es buena para la diabetes

Aunque la mayoría de los carbohidratos de la remolacha corresponden a su contenido natural de azúcar (sacarosa, glucosa y fructosa), la remolacha es una hortaliza sin almidón, por lo que los investigadores, incluida la Asociación Americana de la Diabetes, la consideran un alimento seguro para los diabéticos.

En general, el consumo moderado de remolacha no causa picos en los niveles de azúcar en la sangre y no es peligroso para las personas con diabetes.

Pero eso no es todo. Parece que esta no es la única ventaja de la remolacha para los diabéticos. Varios estudios han sugerido que las propiedades de esta raíz tuberosa podrían ser útiles para la prevención y el tratamiento de la enfermedad.

Veamos lo que la ciencia tiene que decir al respecto de si la remolacha es buena para la diabetes y cuáles son algunos de sus beneficios comprobados.

la-remolacha-es-buena-para-la-diabetes-
La remolacha es buena para la diabetes

 

Ayuda a combatir la presión arterial alta

Los investigadores sugieren que comer remolacha o beber jugo de remolacha puede ser beneficioso para las personas con presión arterial alta, una condición común entre las personas con diabetes (especialmente las que tienen diabetes tipo 2).

 

Ayuda a reducir el colesterol malo

Según el estudio, la presencia de nitratos en el jugo de remolacha tiene un efecto hipotensor, ya que mejora la capacidad de los vasos sanguíneos para ensancharse y promover una mejor circulación sanguínea. Otros resultados indican que el consumo de remolacha ayuda a reducir los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL («malo»).

 

Mejora la sensibilidad a la insulina

En un estudio sobre los efectos del jugo de remolacha en personas con diabetes de tipo 2, se descubrió que las propiedades de sus compuestos naturales ayudaban a mejorar la sensibilidad a la insulina.

 

Ayuda a reducir el daño nervioso

Un estudio realizado en 2012 concluyó que el ácido alfa-lipoico, un poderoso antioxidante que se encuentra en las remolachas, puede reducir el daño nervioso en nuestros cuerpos. Dado que es una complicación diabética común, su consumo podría ser muy útil para estos pacientes.

 

Mejora el rendimiento durante el ejercicio

Las investigaciones han sugerido que el consumo de jugo de remolacha puede mejorar la capacidad de los músculos para absorber el oxígeno durante el ejercicio, mejorando así el rendimiento físico.

Si llevamos este beneficio al nivel de la diabetes, el consumo de remolacha podría aumentar los niveles de energía y fomentar un mejor ejercicio, lo que ayudaría a controlar el peso corporal y a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

Rica en antioxidantes

Como vegetal rico en compuestos antioxidantes, la remolacha también tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y desintoxicantes que protegen al organismo del desarrollo de enfermedades crónicas, como el cáncer, las enfermedades cardíacas e incluso la diabetes.

 

Mejora la digestión

Su contenido de fibra dietética no sólo promueve una buena digestión, un mejor control del apetito y ayuda a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre, sino que también se ha demostrado que desempeña un papel importante en la prevención de la prediabetes/diabetes.

 

Salud ocular

Además, se sabe que los carotenoides luteína y zeaxantina promueven la buena salud ocular, un beneficio muy particular que ayuda a prevenir los problemas visuales típicos de los diabéticos.