Saltar al contenido

6 Vitaminas de la Pera para Darle Energía y Salud al Cuerpo

Vitaminas de la pera

Vitaminas de la pera: Las peras hidratan el cuerpo y previenen las enfermedades cardiovasculares. Conocidas por su alto contenido en ácido fólico, potasio y por ser poseedoras de un buen número de vitaminas tales como la vitamina A, B1, B2, C, E y K.

Vitaminas de la pera: La pera, una fruta rica en agua y vitamina C

Con un 85% de agua, la pera es una fruta que apaga la sed y contribuye a la correcta hidratación del cuerpo.

También es una buena fuente de vitamina C

Una pera promedio contiene casi el 10% de la ingesta recomendada de esta vitamina, que es útil para la inmunidad y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Otra ventaja

Una pera media proporciona casi el 10% de la ingesta diaria recomendada de ácido fólico. El ácido fólico, o vitamina B9, es particularmente útil para las mujeres embarazadas para reducir el riesgo de defectos del tubo neural en el feto.

La pera facilita la digestión

Las peras proporcionan más de 3 g de fibra por cada 100 g. Se trata de fibra insoluble y de fibra soluble. Estas fibras, especialmente la pectina, calman y limpian el sistema digestivo. También combaten el estreñimiento promoviendo la eliminación de residuos.

Protege contra las enfermedades cardiovasculares

Vitaminas de la pera: Las peras contienen muchos antioxidantes como el caroteno, la vitamina E y los flavonoides. Entre estos flavonoides, la pera proporciona quercetina, un antioxidante que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, dice el dietista. Además, un estudio publicado en Stroke en 2011 muestra que comer una pera todos los días puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 45%, siempre y cuando, por supuesto, se lleve una dieta equilibrada.

Facilita la eliminación del ácido úrico.

El potasio es el mineral más importante que se encuentra en las peras, con 130 mg/100 g. Esta fruta también proporciona taninos. La combinación de potasio y taninos favorece la eliminación del ácido úrico en la orina, siendo su sobreproducción el origen del ataque de gota. Esta asociación de potasio y tanino también ayuda a aliviar el reumatismo y la artritis.

Sin duda algunas son muchas las vitaminas de la pera, pero como en todo alimento, debe tomar precauciones, las cuales se muestran adelante.

Precauciones de salud antes de comer una pera

Usted sufre de síndrome de intestino irritable

Las peras contienen sorbitol, el cual puede causar gases e hinchazón si se ingiere más de 10 g al día, el equivalente a dos peras y media. En cuanto a la fructosa, puede causar diarrea si se ingiere más de 50 g por día, el equivalente a cinco  de las Vitaminas de la pera.

Es alérgico al polen

Si se comen crudas, las peras pueden provocar un hormigueo en la boca, los labios y la garganta. Sin embargo, como la proteína alergénica se destruye al cocinarlas, las peras se pueden comer cocidas sin riesgo.

¿Cómo conservar las peras?

En un lugar fresco, lejos de las manzanas, membrillos, aguacates y plátanos, que aceleran su maduración.

Tres alimentos con los que cocinar peras

Clavo de olor por su delicadeza

Esta especia, con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, acompaña delicadamente a la pera escalfada o guisada.

Miel para combatir las bacterias

Es rica en antioxidantes, especialmente flavonoides, y tiene virtudes antibacterianas. La miel endulza y carameliza la pera gratinada.

Rizado para la digestión

Esta ensalada, que favorece la digestión, va bien con la pera para un entrante agridulce, al que se le puede añadir jamón curado cortado en dados.

Ahora no solo disfrutará de las vitaminas que ofrece la pera, sino también de un rico alimento que al ser combinado con algunos otros ingredientes resulta en algo fantástico y delicioso.