Saltar al contenido

Medicina natural para curar el higado graso – 14 consejos efectivos

Medicina natural para curar el hígado graso, remedios y consejos que pueden serle de gran utilidad.

El hígado es el órgano más grande del cuerpo para realizar diversas funciones, ya que produce bilis y colesterol en el cuerpo a través de la digestión de los alimentos y también da todos los nutrientes esenciales y la energía al cuerpo a sus funciones regulares. También ayuda a regular los niveles de grasa, proteína y azúcar en la sangre.

También el hígado debe trabajar constantemente para eliminar el metabolismo de residuos y otras toxinas del cuerpo, sino que de igual forma ayuda a reducir una serie de riesgos. Así que tú no tienes uno o dos, pero muchos problemas hepáticos y otros problemas de salud serán controlados.

El hígado graso o hepatitis grasa es la primera y primera etapa en el desarrollo de problemas hepáticos. Así que siempre presta atención y empieza a cuidar el hígado.

Este problema se debe principalmente a la dieta y a otras enfermedades relacionadas con el estilo de vida. Si no se trata, este hígado graso puede provocar enfermedades hepáticas aún más graves, como cirrosis y cáncer de hígado.

Estos problemas con el hígado se definen como una condición por la cual el hígado se agranda para acumular células grasas. Este hígado graso puede ser inducido por el alcohol.

Cada vez que el hígado está sobrecargado con todas estas toxinas como el alcohol, la grasa u otras cosas, trabajan más duro para quemar grasa más rápido, pero no convierte toda la grasa en energía.

Experimenta pérdida repentina del apetito, letargo, dolor abdominal en la parte superior derecha del abdomen, acidez, vómitos o náuseas, y el cuerpo se ralentiza debido a la fatiga.

Este hígado graso también es causado por el aumento de la extracción de grasas del intestino (lugar de procesamiento de los alimentos consumidos).

Estas grasas reducen la capacidad del hígado para metabolizar estas grandes cantidades de grasa en cualquier momento, de modo que todas estas grasas en exceso se almacenan como triglicéridos.

Finalmente, esta acumulación gradual de grasa resolverá definitivamente la inflamación y dañará las células sanas del hígado.

La causa principal de hígado graso es el consumo excesivo de alcohol, pero en algunos casos puede no ser la causa.

Para las personas que no son alcohólicas, las razones de la mala nutrición, el uso prolongado de medicamentos recetados, el hambre, ciertos problemas del estilo de vida como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto son las siguientes

El hígado graso también aparecerá durante el embarazo debido a un desequilibrio hormonal, que generalmente ocurre durante el embarazo y el aumento de peso. Pero recuerda que una vez que el bebé nace, el hígado sanará por sí solo sin tratamiento.

Para eliminar todos estos problemas, es necesario, por lo tanto, «comprobar regularmente la presencia de hígado graso». Asegúrate de que si tienes diabéticos u obesos, entonces tienes un riesgo más alto que las personas que no han sido diagnosticadas tan regularmente por exámenes médicos.

Para prevenir el hígado graso necesita cambiar tu dieta y estilo de vida. Aunque hay muchos remedios a base de hierbas para tratar este hígado graso, pero la mayoría de las veces, los cambios en la dieta y el estilo de vida sólo son necesarios para curar el problema del hígado graso.

Medicina natural para curar el hígado graso

Aquí, la dieta y los remedios de estilo de vida para la curación de estos hígados grasos. Aparte de estos, algunos remedios caseros naturales también se mencionan a continuación.

Nutrición

Ten una dieta baja en carbohidratos que no exceda las 1500 calorías por día.

Regularmente usa carbohidratos saludables que son al menos productos de granos enteros procesados o sin procesar, frutas, verduras y frijoles en tu dieta diaria para prevenir estos hígados grasos.

Evita tomar grasas malas como alimentos saturados y trans, como carnes con alto contenido de grasas como cordero, carne de res, cerdo, mantequilla, pollo con piel, helados, productos lácteos enteros bajos en grasa, queso, tocino, etc.

También corte trans. Grasas utilizadas en los alimentos evitando los muffins, galletas, pasteles, pastas, nueces, pasteles, bocadillos empacados tales como papas fritas y galletas saladas, grasas vegetales, palitos de margarina, barras de chocolate, alimentos fritos, etc.

Puedes Leer:   Medicina natural para la impotencia - 6 consejos y recetas para tratar este padecimiento

Agrega grasas buenas como los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados a su dieta diaria. Para absorber las grasas monoinsaturadas, hay que elegir aceite prensado en frío para cocinar y también los que contienen ácidos grasos omega-3.

Algunos aceites buenos como el aceite de canola, aceite de oliva, aceite de cacahuete, aceite de girasol, aceite de sésamo, etc. incluye más aguacates, aceitunas, nueces, como cacahuetes, almendras, nueces, avellanas y mantequilla de cacahuete.

Para obtener ácidos grasos poliinsaturados, puedes incluir aceite de soja, aceite de cártamo, aceite de maíz, aceite de linaza, aceite de linaza, aceite de linaza, nueces, aceite de sésamo, aceite de girasol, semillas de calabaza, leche de soja, pescados grasos como atún, caballa, trucha, salmón, arenque, sardinas, tofu, etc.

Incluso si las grasas buenas son buenas por naturaleza, pero cualquier cosa que se ingiera en exceso o en cantidad excesiva se volverá insana o mala en todos los casos. Así que consumelos con moderación.

Usa cada vez menos azúcar y sal en su dieta diaria. En lugar de sal, puedes comenzar con sabores saludables como el vinagre o el jugo de limón. También usa miel orgánica en lugar de azúcar refinada en tu dieta diaria.

El uso de especias sanas como la cúrcuma, el comino, el jengibre, etc. en la cocción de los alimentos te ayudará a curar los problemas de una manera excepcional.

Toma frutas que ayuden a quemar rápidamente las grasas de la dieta como piña, papaya, manzanas y otras frutas con alto contenido de fibra en la dieta diaria, para curar estos problemas con el hígado.

Los tomates frescos y maduros (preferiblemente crudos) también te ayudarán a curar y evitar que vuelvan a aparecer.

Toma 1/2 taza de jugo de calabaza amargo o trozos de jugo de calabaza al día te ayudará a lidiar con este hígado agrandado y disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Pero asegúrate de tener su jugo mezclando miel en él en lugar de azúcar o edulcorantes artificiales.

La vitamina C es muy útil porque puede ayudar a prevenir el daño a las células hepáticas que puede ocurrir como resultado de la enfermedad hepática inflamatoria.

Frutas y verduras ricas en vitamina C. También puede hacer jugos que han extraído cítricos como naranjas, limones y otros, y consumirlos con el estómago vacío que puede lidiar con el hígado graso.

Cambios en el estilo de vida

Con los cambios de dieta, tú necesita hacer cambios en su vida diaria

Es aconsejable limitar el consumo de alcohol, ya que el alcohol es una de las principales causas del hígado graso.

Arriesgas tu vida por sobrepeso u obesidad. Para reducir tu peso simplemente siguiendo una dieta saludable y nutritiva y haciendo ejercicio todos los días.

El ejercicio es otra cosa importante que tú haces regularmente, no sólo para prevenir el hígado graso, sino también para su salud. Hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día ayudará a mantener la salud y el peso perfectos.

La interrupción de ciertos medicamentos tendrá un efecto negativo en el hígado. Por lo tanto, es preferible reemplazar estos fármacos con algo un poco menos dañino para deshacerse de este hígado graso.

Barberry

La planta de bérbero ayudará a nutrir el hígado y así ayudar a mantener una buena función hepática. Puede complementar esta hierba en forma de 400 mg por día.

Esta hierba, si se toma en más de una dosis entonces causa alguna toxicidad y también lleva a abortos espontáneos en mujeres embarazadas (para evitar tomar esta hierba). Por lo tanto, debe tomar la dosis correcta en consulta con su médico.

Regaliz

El regaliz es un tratamiento eficaz para los problemas de hígado graso sin alcohol. Esto es ampliamente utilizado en Ayurveda para curar enfermedades del hígado. Aquí está la receta para preparar té de regaliz para tratar la enfermedad hepática.

Ingredientes: Polvo de raíz de regaliz – 1 a 2 cucharaditas, 1 taza de agua hirviendo, filtrar o colar. Para el proceso tomas una taza y vierte el polvo de raíz de regaliz, luego hierves agua en estos polvos de regaliz, dejas reposar unos minutos enmascarando, cargas este líquido en otra taza usando un colador o tamiz.

Toma este té de regaliz una o dos veces al día para obtener un alivio del hígado graso sin alcohol, continúa bebiendo este té diariamente hasta que esté completamente curado.

Puedes Leer:   Medicina natural para que nazca cabello - 5 remedios efectivos

Cáscara Sagrada

La corteza de espino sirve como una ayuda a la digestión y por lo tanto apoya al hígado para el funcionamiento de la transformación de las grasas en energía. Por lo tanto, puedes utilizar esta corteza de espino cerval como tintura hasta 1 ml al día. Pero asegúrate de que no debe ser tomado por mujeres embarazadas y también con demasiada frecuencia, ya que causa diarrea.

Diente de león

El diente de león es otro remedio eficaz para el hígado graso. Actúa como un poderoso limpiador del hígado y por lo tanto aumenta la producción de bilis.

También ayuda a mejorar las funciones del páncreas, el estómago, los riñones y el bazo, lo que a su vez ayuda a reducir los problemas con el hígado. Puedes tomar este diente de león crudo, como un tinte o como un suplemento.

Para deshacerse del hígado graso, debes utilizar diariamente de 5 a 10 ml de esta tintura de diente de león hasta deshacerse de este problema.

Sello de Oro

La raíz amarilla es uno de los mejores remedios naturales para el tratamiento del hígado graso. Esta hierba ayuda a lubricar el hígado con cuidado.

Esto actúa como un limpiador natural y un purificador de aire que se consume puede ser eliminado como un suplemento diario a este hígado graso y otras infecciones. Recuerda que las mujeres embarazadas no deben tomar estos remedios herbales para tratar su hígado graso.

Cardo mariano

El cardo mariano es una hierba eficaz que se ha utilizado desde la edad para proteger el hígado mediante la reducción de la ALT y también contra los efectos nocivos de las toxinas que se encuentran en el hígado y causan daño.

Estas semillas de cardo lechoso son conocidas por sus propiedades terapéuticas y por lo tanto curan las células dañadas del hígado.

Té verde

El té verde tiene propiedades antioxidantes naturales para eliminar las toxinas (dañinas) del hígado y ayuda al cuerpo.

Este té también contiene cantidades ricas de catequinas que proporcionan apoyo a la función hepática para ayudar. Por lo tanto, ayuda a mejorar la salud del hígado. Por lo tanto, bebe estos tés verdes por lo menos 2 a 3 veces al día para deshacerse del problema rápidamente.

Proteína de soja

Estudios recientes han demostrado que el consumo de proteína de soja también puede ayudar a reducir la acumulación de grasa en el hígado y así restaurar la función hepática. Así que puedes aprovechar esta proteína de la soja en leche de soja, tofu, yogur, etc para obtener.

Aguacates

Los aguacates son alimentos naturales súper densos y nutritivos que ayudan al cuerpo a producir glutatión, esencial para que el hígado elimine todas las toxinas dañinas.

En algunos estudios recientes también se sugirió que para mejorar la salud del hígado, necesitas tomar aguacates (para limpiar el hígado) con regularidad.

Zanahorias y remolachas

Las zanahorias y los nabos tienen una rica fuente de plantas – flavonoides y beta – caroteno, que ayuda a promover y mejorar la función hepática en general.

Las zanahorias desempeñan un papel importante en la eliminación de todas las toxinas del cuerpo y estas zanahorias desempeñan un papel importante en la prevención de la inflamación o infección del hígado, que en última instancia previene la hepatitis, la cirrosis hepática y la colestasis.

Vitamina E

La vitamina E tiene una naturaleza terapéutica que ayuda a proteger el hígado de las toxinas, lo que a su vez ayuda en el proceso normal de limpieza. La vitamina E se encuentra en la margarina y el aceite vegetal (soja, cártamo, maíz y semillas de algodón), germen de trigo, aceitunas, nueces, verduras de hoja verde.

La toronja

La toronja está enriquecida con ricas cantidades de vitamina C y antioxidantes, lo que aumenta el proceso natural de limpieza del hígado.

Por lo tanto, regularmente tienes que tener un pequeño vaso con jugo de toronja recién exprimido, que ayuda a aumentar la desintoxicación de las enzimas del hígado, que a su vez ayuda a enjuagar los carcinógenos y otras toxinas en el hígado.

No dude en probar la medicina natural para curar el hígado graso, ya que no solo le traerá beneficios al hígado sino que podrá depurar su cuerpo entero.